Aún no tengo grabadora de DVD. Es triste, lo sé, sobretodo teniendo en cuenta que ya hace algún tiempo que me aficioné a la edición de video. La consecuencia es que tengo el disco duro lleno de videos, peliculillas y otras creaciones caseras (con sus menús y todo).

Cuando me iba a comprar la grabadora, hizo su aparición en el mercado la primera grabadora de DVD´s de doble capa (una Sony, creo), así que pensé en esperarme un poco a ver si valía la pena adquirir una de estas últimas o qué.

Pues bien, ahora que ya existen varias grabadoras que admiten este tipo de discos, he hecho una pequeña investigación para ver cómo está el tema y decidir qué comprar.

Lo primero que me ha llamado la atención es que no son excesivamente caras. De hecho, actualmente la diferencia de precio entre una grabadora DVD ‘de las de antes’ y una de doble cara es mínima. Incluso algunas de las anteriores son más caras que algunas de las nuevas. Las que he mirado oscilan entre los 100 y los 180 euros, siendo la NEC (una de las más baratas) la que más me ha llamado la atención.

No obstante, estas nuevas grabadoras tienen algunas pegas muy significativas. En primer lugar, al ser una novedad, las velocidades de grabación son tremendamente lentas (2,4X) y eso hace que quemar un DVD de más de 8Gb sea realmente desesperante (unos 45 minutos).

Otra pega importante es que cada uno de estos DVD´s de doble cara vírgenes cuestan alrededor de 20 euros. Es cierto que su capacidad nos permite almacenar una película entera sin tener que quitarle calidad, menús, idiomas y/o subtítulos pero por ese precio no sé si sale a cuenta.

La conclusión lógica es que, aún disponiendo de una de estas grabadoras, se usarán DVD´s de doble cara muy esporádicamente y en la mayoría de casos, su uso principal será la grabación de los DVD´s tradicionales.

Entonces, ¿vale la pena adquirir una grabadora de doble cara? Supongo que si no se tiene ninguna sí, porque tienes lo mismo más la posibilidad de grabar estos DVD´s de más capacidad. Eso sí, cambiar de grabadora si ya tenemos una de las otras, todavía no sale rentable.

A pesar de eso, sigo teniendo mis dudas, pues estoy ‘enamorado’ de una grabadora ‘normal’ de la marca Plextor, cuyas velocidades y rendimientos son muy superiores al resto de marcas. Su precio es de algo más de 100 euros, así que no sé muy bien qué hacer.

¿Algún consejo?

El canadiense Jonathan Crowe ha tenido otra brillante idea para continuar popularizando el uso de los weblogs.

En su original bitácora DFL (Dead Fucking Last), se clasifica a los LPF (Last Place Finishers) de las actuales olimpiadas de Atenas, es decir, aquellos que terminan en último lugar las pruebas en las que participan.

Hay una tabla en la que se muestra el número de deportistas de cada país que han conseguido este nada honroso logro, que ensalza a la máxima expresión aquello de ‘lo importante es participar’.

Llama la atención que, en la lista de 86 paises con participantes que han quedado últimos, no aparece España. Eso significa que ninguno de los nuestros es el peor en ninguna de sus categorías. Por si sirve de consuelo…

Hace tiempo que venía leyendo que si llamabas a YA.Com para darte de baja te ofrecían algún tipo de descuento en la cuota mensual.

La verdad es que no suelo hacer caso a esos comentarios pero al llegar de mis vacaciones he leido en el weblog de David Martínez y en BandaAncha.st la existencia de una promoción de descuento que se aplica a quienes la solicitan. Debido a la credibilidad que me merecen estos espacios, he decidido llamar personalmente. Total, por probar no se pierde nada.

Así que he llamado al 902 902 902 y le he echado morro. Mi conversación:

David: Hola, llamaba por la promoción de 9 euros
Operador: Qué?
David: Sí, el descuento que se hace a los abonados de más de seis meses…
Operador: De dónde ha sacado esa información?
David: De un foro en internet
Operador: (pausa) Tiene ADSL 256Mb?
David: Sí
Operador: Dígame su número de teléfono, por favor…

Me ha pedido el DNI y ha efectuado las comprobaciones pertinentes. Al principio parecía hacerse un poco el loco, pero he visto que la ‘oferta’ existe, al menos para los que se enteran. Es un poco extraña esta manera de actuar, pero cuantos más se enteren mejor, así que hay que correr la voz.

En mi caso, hasta el 5 de septiembre no cumplo ‘oficialmente’ los seis meses con Ya.Com (aunque ya he efectuado seis pagos) pero volveré a llamar para obtener ese descuento de 9,12 euros + IVA, que son 10,5 euros menos cada mes, es decir, 35 en vez de 45. Teniendo en cuenta la duplicación de velocidad que tendrá lugar desde finales de septiembre, al fin se podrá decir que tengo una conexión a internet decente a un precio razonable.

En el foro de BandaAncha.st se habla extensamente del tema, muchos comentan sus experiencias personales y otros tratan de encontrarle explicación a este modus operandi de los chicos de YA.Com.

No lo dudéis ni un instante, si leéis esto, llamad ya. No ponen ninguna pega.