Quién más y quién menos tiene algo de friki, freak, geek o como se quiera llamar. En este mundo de la informática hay especímenes para todos los gustos, la mayoría algo especialitos y algunos, auténticos bichos raros.

A algunos les da por la programación , el hacking o los entresijos de sistemas operativos y redes. Otros son adictos a internet en todas o alguna de sus vertientes (chats, foros, descargas…). Los videojugones empedernidos que se saben todos los cheats, crackean los juegos y forman parte de algún clan de Diablo, Half Life o similar, también son un grupo considerable.

Sin duda, el grupo más representativo del frikismo informático es el formado por activistas pro Linux. ‘Living la vida linux’ es su lema, odian todo lo que huele a Microsoft y curiosamente a la mayor parte de ellos les apasiona el mundo del rol y El señor de los anillos. Por no hablar de la omnipresencia del pingüino en su vida (llavero del coche, salvapantallas, pósters…)

Para todos ellos, especialmente para quiénes se sienten orgullos de su condición friki, Friki Factory SL ha creado RopaFriki.Com, una tienda on-line de camisetas y otros complementos que permiten hacer público nuestro frikismo.

La mayor parte de las camisetas lleva un lema o un mensaje que identifican el sector friki al que pertenece el portador. Así, algunas que me han llamado la atención son:

No. No pienso arreglar tu ordenador
Solo hay 10 tipos de personas: las que saben binario y las que no
Overclock me
Hello World
Error 404 / Not found
xD

También hay otras que hacen referencia a Debian, Emule y errores de windows varios, incluido el clásico pantallazo azul, plasmado esta vez en una camiseta de idéntico color. Y no se pueden pasar por alto los calzoncillos ‘Plug&Play’ y ‘Shareware’ entre otros.

Todo lo necesario para satisfacer nuestras ansias de productos frikis. En mi trabajo vamos a hacer un pedido grande y hacen descuentos por cantidades.

Sólo una última recomendación. En mod-pc.com disponen de muchas de estas camisetas, algo más caras pero con más variedad de colores. Otra opción a tener en cuenta.