Un problema típico que se produce al instalar el .Net Framework y el IIS tiene que ver con el orden en el que se instalan.

Parece ser que si tenemos instalado el .Net Framework y posteriormente instalamos IIS, nos encontraremos el siguiente error al intentar abrir aplicaciones ASP.NET desde Visual Studio:

Visual Studio .Net has detected that the web server is not running ASP.Net version 1.1. You will be unable to run ASP.Net web applications or services.

Aparentemente este error indica que la versión de ASP.NET no está registrada, aunque sí hayamos completado la instalación correctamente. Lo primero que se nos ocurre es reinstalar, pero hay una solución más eficiente.

En la carpeta C:WINDOWSMicrosoft.NETFrameworkv1.0.4322 tendremos que ejecutar el siguiente archivo con los parámetros indicados: aspnet_regiis.exe -i para corregir el problema.

De este modo, la última versión del .Net Framework que tengamos quedará registrada reemplazando a lo anterior (para ello es necesario indicar el parámetro -i).

Por supuesto, este método también serviría para instalar versiones posteriores del .Net Framework en caso de que aparezcan, evitando así instalar todo el paquete del programa.

A la hora de exportar una película en formato DVD desde la suite de edición de video Pinnacle Studio (yo uso la versión 9), se puede escoger entre grabar directamente al disco óptico o crear la estructura lógica de archivos en el disco duro para posteriormente quemar el DVD con el programa de grabación deseado (Nero en mi caso y en el de la mayoría).

El programa genera una serie de carpetas y archivos de los que será necesario identificar los que realmente hace falta grabar en el DVD y despreciar los que son temporales o simplemente basura. Ese es el objetivo de este post.

La estructura del DVD se creará por defecto en la carpeta ‘Mis DocumentosPinnacle StudioAuxiliary Files*DVD’ dónde * es el nombre de nuestro proyecto. Allí encontramos varias carpetas:

DVDTmp
Menus
mpi
Video_ts
vmgm
vts_1

Sin embargo cuando queremos crear un DVD-video en el Nero, nos encontramos que la estructura que nos ofrece por defecto solamente contiene dos carpetas: AUDIO_TS y VIDEO_TS. ¿Qué archivos hemos de incluir entonces en la compilación?

La carpeta AUDIO_TS por lo general permanecerá vacía, pero en VIDEO_TS hemos de copiar el contenido de la carpeta Video_ts generado por Pinnacle Studio en la ruta que antes se ha mencionado. En esta carpeta encontraremos los siguientes tipos de archivos:

*.IFO (información relativa a las pistas de audio, subtítulos, capítulos y menús)

*.BUP (copia de seguridad del fichero IFO)

*.VOB (imágenes y audio de la película, el vídeo propiamente dicho)

Por lo tanto, esta es toda la información que debemos trasladar a la carpeta del mismo nombre en el Nero, ignorando los archivos volume y anchor y el resto de carpetas que Studio habrá generado.

En principio, con eso será suficiente para poder visualizar nuestro video casero (a mucha honra) con sus menús, efectos y demás parafernalia. Eso sí, lógicamente, es recomendable utilizar un regrabable hasta que el resultado final sea el deseado.

No hace mucho que me he aficionado al tema de la edición de vídeo. Me regalaron una videocámara digital y ahora, al cabo de unos meses, estoy empezando a descubrir el partido que se le puede sacar.

Tras superar el tema de la conexión al ordenador (ya hablaré de eso otro día) he estado probando algún software de edición para ver las posibilidades que ofrecen. El último en llegar a mis manos -y que por el momento voy a seguir utilizando para mis videos caserillos- es el reciente Studio 9 de Pinnacle.

Es un software ideal para empezar de cero con este tema, como es mi caso. Es suficientemente intuitivo e incluye una buena ayuda. Las operaciones habituales (captura, montaje y grabación) son bastante sencillas de llevar a cabo.

Dispone de los típicos recursos en estos programas: efectos de vídeo (de velocidad, estilo, etc), transiciones, efectos de sonido, plantillas para menús… Quizá en esto último, en todo lo relacionado con la autoría, anda un poquillo flojo. Pero claro, no es el cometido principal de la aplicación, así que se lo puede permitir. Es bueno en lo que tiene que ser.

A destacar, eso sí, una nueva herramienta que se ha añadido a esta última versión: SmartMovie. Mediante ella podemos crear rápida y fácilmente resúmenes con fragmentos de nuestros videos al estilo que queramos: romántico, frenético, etc y ponerle una musiquilla de fondo. Todo lo hace automáticamente. Una gran ayuda en momentos determinados, como para los créditos finales o pequeños reportajes.

Debo decir que no soy defensor a ultranza de Microsoft ni tampoco un extremista detractor de todo lo que lleve la firma de Bill Gates. Así que creo que mi opinión a este respecto es bastante objetiva.

Siempre he utilizado el Internet Explorer por perrería, por no buscar otro. Además, en mi empresa desarrollamos para este navegador, así que nunca me he molestado en utilizar ningún otro. Y por lo general me ha ido bien, nunca he tenido queja.

Pero desde que me dio por el XHTML y los estándares, tengo la intención de probar otras herramientas y comprobar que todo funciona correctamente. Y ya que se habla tan bien de los navegadores de Mozilla, el otro día decidí instalar en casa la última versión, el Mozilla Firefox, antes conocido como Firebird.

La verdad es que está muy bien, el diseño desde luego es más atractivo que el del Explorer. Además dispone de algunas ventajas con respecto al mismo. Para empezar, incorpora la navegación por pestañas. Esto es algo que puede gustar o no. A mí me parece útil en determinados casos pero prefiero abrir ventanas diferentes para cada sitio web. Firefox te permite escoger entre ambas opciones.

Por otra parte, el navegador bloquea automáticamente las ventanas pop-up que por lo general son completamente inútiles y muy irritantes también. Se puede configurar para que sí aparezcan.

También incorpora un pequeño buscador en la barra superior que permite buscar texto en la página en la que nos encontramos o en el buscador que seleccionemos (por defecto viene Google).

En cuanto a la configuración me parece mucho más sencilla que en el Microsoft Explorer, quizá algo simplificada pero muy efectiva. Todas las opciones se encuentran rápidamente.

Simplemente añadir que la interfaz es completamente personalizable e incluso se pueden utilizar skins o temas. También se dice que es más seguro que otros navegadores pero en este aspecto desconozco los detalles.

Personalmente, ahora es el único que utilizo en casa desde que el Explorer se ha flipado. No sé qué le pasa que siempre se queda colgado al cabo de un rato de utilizarlo. Alguna guarrería que se habrá instalado.

En fin, qué más se puede pedir. Mozilla Firefox es gratis, va muy bien y, como dicen en la web de Mozilla: ¿por qué no darle una oportunidad? Una vez lo pruebas, no lo dejas.

Software antimosquitos

10 de enero de 2004 Software

Un programador de Thailandia ha creado un software que instalado en nuestro ordenador y ejecutado, aleja los mosquitos a dos metros a la redonda de donde se está ejecutando el programa.

Podemos descargar SEA Anti Mosquitoes 2.0 (XP) desde su sitio web, donde también comprobaremos que el mismo programador ya ha desarrollado otras versiones de la misma aplicación que tienen el mismo efecto con diferentes tipos de bichejos indeseables.

Al parecer el programa funciona gracias al sonido que emiten nuestros altavoces en unas determinadas frecuencias, inaudibles para nosotros, que hace la vida imposible a estos insectos, consiguiendo que no se te acerquen a tu ordenador y alrededores.

Desde luego es una noticia curiosa y si es efectivo puede resultar de lo más útil. ¿Alguien lo ha probado ya? ¿Funciona realmente?