Aprende a maquetar las entradas de tu blog optimizando para SEO en el artículo:

Etiquetas semánticas para optimizar blogs a nivel SEO

Seguro que más de uno nos hemos pasado unas buenas horitas intentando que nuestro sitio web ‘valide’, es decir, cumpla con los estándares marcados por la W3C.

Pues ahora, por primera vez, la oficina española de esta organización va a premiar a quiénes cumplan estos requisitos y participen en el primer Premio W3C a la estandarización Web. Se trata de un concurso que consiste en la creación por parte de los participantes de un prototipo desarrollado con tecnologías W3C, tal como un sitio web, un servicio web, mini-estándar, etc.

Los requisitos para poder participar son básicamente ser universitario en España, mayor de edad y utiizar alguna de las tecnologias que se mencionan en las bases del concurso, extensamente explicadas en el sitio web español del W3C.

Las características que se valorarán son la accesibilidad, extensibilidad, interoperabilidad, originalidad, portabilidad, así como la adecuación a los principios del W3C: Aacceso Universal, Web Semántica, Confianza, Interoperabilidad, Capacidad de Evolución, Descentralización y Multimedia más atractiva.

Quién quiera participar, tiene tiempo hasta el 15 de enero de 2005 y podrá optar al primer premio, una beca de investigación aplicada, patrocinada por la Fundación CTIC, de un año de duración para el desarrollo de su proyecto en las instalaciones del Parque Científico-Tecnológico de Gijón con una dotación económica de 12000€.

Además, los cinco finalistas se llevarán un ordenador portátil ACER TravelMate. No está nada mal.

Seguro que muchos hemos registrado dominios con idea de hacer algún proyecto que luego se ha ido estancando por falta de tiempo. Y mientras tanto, disponemos de nombres de dominio que apuntan a ninguna parte y que vamos pagando sin rentabilizarlos en absoluto.

Cuando me planteaba si realmente valía la pena mantener los míos, encontré Sedo, un sitio web de compra-venta de dominios con algunos servicios interesantes.

Se pueden poner a la venta gratuitamente todos los dominos que uno tenga y utilizar el servicio Parking de dominios, mediante el cuál, el dominio en venta dirige a una página de Sedo con información sobre el mismo y enlaces relacionados con el tema.

Mi opinión es que, mientras no desarrolle los proyectos que tengo en mente en mis dominios, no está de más ofrecerlos en el sitio web de Sedo. Quién sabe, si llega alguna oferta interesante quizá decida venderlo en vez de utilizarlo. Y si no, pues ya llegará el momento en que pueda dedicarle tiempo. Mientras tanto, lo tengo en venta y recibo algunas comisiones (minúsculas eso sí) por los clicks que se hagan en los enlaces de mis dominios en el parking.

Por el momento dispongo de tres dominios en el parking de Sedo:

elGourmet.Net
Sindicacion.Com
Sindicacion.Org

Con lo baratos que están los dominios en muchos ISP, aún vendiendolos a precios asequibles se pueden rentabilizar mucho.

También decir, que Sedo ofrece otros servicios de pago que pueden resultar útiles en determinados casos, como la valoración de dominios y el escaparate de dominios, con publicidad en su página principal.

Telendro es una palabra que no existe. Se puede comprobar en el Google que no hay ninguna referencia a este término. Y ya se sabe que, si no está en el Google, no existe ,)

Pues bien, desde google.dirson.com, se organiza un divertido Google al buscar la palabra telendro. Se nota que se está telendreando por todas partes. Algunos hasta han comprado el dominio telendro.org y telendro.com.

El amigo Ronin Rojo nos cuenta que, recientemente, al crear unas clases en CSS descubrió una pequeña incompatibilidad con el navegador Netscape.

Y es que algunas de sus clases tenían nombres que empezaban con caracteres numéricos, lo que hacía que el mencionado navegador no las detectara. En el Explorer se lo tragaba sin problemas. Tras intensa actividad cerebral descubrió el problema y tuvo que cambiar el nombre a las clases afectadas.

Lo recomendable es nunca dar nombres que empiecen con números a clases, funciones, variables, archivos, etc y evitar el uso de caracteres especiales. Si bien es probable que tal práctica no influya en ciertos lenguajes, en otros puede dar problemas de malfuncionamiento que nos harán perder mucho tiempo, pues en la mayoría de los casos es difícil detectar el error.